Inicio  »   Labor mundial  »   Vidas transformadas

Vidas transformadas

Una nueva vida de servicio a los demás
Daniel Edison
Recuerdo mis días de infancia, cuando mi madre ponía mucho empeño en enseñarme los caminos de Dios y la obediencia a Su Palabra. También recuerdo que soñaba con ser ingeniero de programación. Cuando llegué a la adolescencia olvidé mis sueños y terminé abandonando mis estudios a los trece años.
El poder de un folleto
David Lykins
Vivía en San Petersburgo, Rusia, en la década de los noventa, una década de gran conmoción en el aquel gran país.
Una vida transformada
Álvaro
Tengo recuerdos de mi vida como una vida llena de amargura, dolor y desesperación. Me sentía un fracasado, ya que no había logrado alcanzar los objetivos que me había trazado.
Nueva vida
Marlene
Miraba a mi hija Sharon, la cual después de tomar medicamentos durante 18 años seguía muy delicada de salud; a mi marido, cuyo negocio fue a la quiebra tras años de lucha, y encima la aventura amorosa que por largo tiempo mantuvo con otra mujer. Simplemente no sabía cómo enfrentar estas situaciones.
Encontré la solución
Magali
Todas las noches visito en Internet el sitio de Conéctate. He leído los números anteriores, y el proverbio del día, los libros que ofrecen, etc. Es realmente una fuente de riqueza. Lo increíble es que cada día doy con la respuesta a alguna pregunta personal.
Más cerca de Dios
Nik
Vine a Tailandia en viaje de negocios y conocí a un integrante de la Familia. Me quedé asombrado al ver, sentir y experimentar que sus discípulos viven y difunden el mensaje de Dios en su sentido más auténtico. He leído algunos de los libros del padre David, y cuanto más leo, más me acerco a Dios.
Me libré de la droga, el crimen organizado y la brujería
James
Pasé la mayor parte de mi vida en busca del viaje máximo. Probé de todo, desde la droga hasta la hechicería y las fiestas rave; pero al final fue Jesucristo quien me llevó en el más alucinante de los viajes. Podría comparar mi vida con el espeluznante y peligroso recorrido de una montaña rusa.
Perdida y encontrada
Nala
¡Ni siquiera sabía que estaba perdida, hasta que fui encontrada! La primera vez que tuve un encuentro con integrantes de la Familia fue cuando tenía 12 ó 13 años. Los vi en un centro comercial confeccionando globos y me acerqué a ellos.
¿Eres valiente?
Sujeet
Desde que tengo memoria me han gustado mucho las leyendas y aventuras de los héroes de la antigüedad. No tiene nada de raro, ya que a la mayoría nos fascinan los relatos de personajes valientes que hicieron frente a la adversidad y salieron vencedores a pesar de afrontar grandes obstáculos.
El verdadero amor
Shizuko
Como mi padre era luchador profesional de sumo, me crié en un ambiente muy estricto. Debido a circunstancias económicas, empecé a trabajar desde joven. Al independizarme de mis padres y empezar a vivir por mi cuenta disfruté enormemente de las nuevas libertades obtenidas.