Inicio  »   Nosotros  »   Nuestras creencias  »   La Gran Misión

La Gran Misión

Cristo encomendó a Sus seguidores la misión de propagar las buenas nuevas de Su amor y salvación (Marcos 16:15). El amor y la salvación por medio de Jesús son un regalo para toda la humanidad que debemos compartir libremente. Es nuestra convicción que los cristianos debemos esforzarnos por dar a conocer el mensaje de Dios a personas de todo estrato social, empleando métodos congruentes con los valores del cristianismo.

Jesús marcó la pauta para Sus seguidores al no limitarse a transmitir verdades espirituales, sino también acudir con compasión en auxilio de los pobres y desfavorecidos de Su época. Creemos que los cristianos, de igual manera, deberíamos hacer lo posible por consolar, asistir y atender a los necesitados.

  • Mateo 28:19-20; 2 Timoteo 4:2; Daniel 12:3; Hechos 26:18; Mateo 5:14,16; Lucas 9:1-2; Mateo 10:8; Proverbios 3:27, 19:17; 1 Corintios 16:14

Referencias Bíblicas

Mateo 28:19–20 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

2 Timoteo 4:2 Prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.

Daniel 12:3 Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad.

Hechos 26:18 Para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en Mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados.

Mateo 5:14,16 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los Cielos.

Lucas 9:1–2 Habiendo reunido a Sus doce discípulos, les dio poder y autoridad sobre todos los demonios, y para sanar enfermedades. Y los envió a predicar el Reino de Dios, y a sanar a los enfermos.

Mateo 10:8 Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia.

Proverbios 3:27 No te niegues a hacer el bien a quien es debido, cuando tuvieres poder para hacerlo.

Proverbios 19:17 Al Señor presta el que da al pobre, y el bien que ha hecho, se lo volverá a pagar.

1 Corintios 16:14 Todas vuestras cosas sean hechas con amor.

Regresar a «Nuestras creencias»