Inicio  »   Nosotros  »   Nuestras creencias  »   La comunicación con Dios

La comunicación con Dios

La oración es el medio por el que nos comunicamos con Dios. A través de la oración demostramos nuestra dependencia en Dios, le expresamos nuestra alabanza y gratitud y le presentamos peticiones relacionadas con nuestras propias necesidades y las de nuestros semejantes.

Creemos que la oración, lejos de ser un mero ritual religioso, debería constituir un aspecto vibrante de nuestra relación con Dios. La oración tiene la virtud de liberar el poder de Dios de acuerdo con Su voluntad y de propiciar respuestas, provisión, curaciones y consuelo, paz interior, orientación y milagros. Jesús dijo: «Todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis y os vendrá» (Marcos 11:24).

Sostenemos que Dios procura comunicarse con la gente. Desea estar muy presente en la vida de cada persona y brindarle orientación, ánimo y conocimiento. Habla al corazón de todo aquel que lo busque, ya por medios imperceptibles, ya por señales visibles de Su presencia.

Dios ha prometido dar a conocer Sus palabras a Sus hijos por medio de Su Espíritu (Proverbios 1:23). La Biblia denomina don de profecía a la capacidad para recibir mensajes directos de Dios. La profecía es un don del Espíritu Santo, que está a disposición de los creyentes y puede jugar un papel activo en su vida cotidiana (Hechos 2:17).

  • Jeremías 33:3; Juan 14:13-14; Mateo 7:7-8; 1 Juan 5:14-15; 1 Tesalonicenses 5:17; Romanos 12:6; Hechos 2:17-18; Proverbios 3:5-6; Efesios 5:20; Salmo 34:1

Referencias Bíblicas

Jeremías 33:3 Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

Juan 14:13–14 Y todo lo que pidiereis al Padre en Mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en Mi nombre, Yo lo haré.

Mateo 7:7–8 Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.

1 Juan 5:14–15 Y esta es la confianza que tenemos en Él, que si pedimos alguna cosa conforme a Su voluntad, Él nos oye. Y si sabemos que Él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.

1 Tesalonicenses 5:17 Orad sin cesar.

Romanos 12:6 De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe;

Hechos 2:17–18 Y en los postreros días, dice Dios, derramaré de Mi Espíritu sobre toda carne, y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; vuestros jóvenes verán visiones, y vuestros ancianos soñarán sueños; Y de cierto sobre Mis siervos y sobre Mis siervas en aquellos días derramaré de Mi Espíritu, y profetizarán.

Proverbios 3:5–6 Fíate del Señor de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y Él enderezará tus veredas.

Efesios 5:20 Dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.

Salmo 34:1 Bendeciré al Señor en todo tiempo; Su alabanza estará de continuo en mi boca.

Regresar a «Nuestras creencias»